Seguidores

jueves, 18 de septiembre de 2014

Espera






Y tú me dices
que tienes los pechos rendidos de esperarme,
que te duelen los ojos de estar siempre vacíos de mi cuerpo,
que has perdido hasta el tacto de tus manos
de palpar esta ausencia por el aire,
que olvidas el tamaño caliente de mi boca.

Y tú me lo dices que sabes
que me hice sangre en las palabras de repetir tu nombre,
de lastimar mis labios con la sed de tenerte,
de darle a mi memoria, registrándola a ciegas,
una nueva manera de rescatarte en vano
desde la soledad en la que tú me gritas
que sigues esperándome.

Y tú me lo dices que estás tan hecha
a esta deshabitada cerrazón de la carne
que apenas si tu sombra se delata,
que apenas si eres cierta
en esta oscuridad que la distancia pone
entre tu cuerpo y el mío.

José Manuel Caballero Bonald en "Quién sino tú" de Bartleby Editores




sábado, 13 de septiembre de 2014

Otoño




Ven otoño manso
con tu canción triste y ordenada
con tu limpia nostalgia de luminosos
y alargados caballos al paso
tu música de silencios enarbolados
con renovadas lluvias
y charcos ocres que remedan ojos hacia atrás
             remanso de falsa inmobilidad
con tus dedos largos en la hondura
y un nuevo comienzo regalado
ciclo bendito

Cuídame en serena quietud
sálvanos de la enajenación de las horas
del círculo que arde
de la devastadora espera del tiempo sin tiempo
con tus místicos tintes dulces de olvido

Otoño de oro
dórame la piel
             Y el corazón


Monalisa









domingo, 7 de septiembre de 2014

Qué sería sin ti que viniste a mi encuentro






Qué sería sin ti que viniste a mi encuentro.
Qué sería sin ti sino un corazón durmiente.
Sino esta hora parada en la esfera del reloj.
Qué sería sin ti sino ese balbuceo.

De ti aprendí todo sobre las cosas humanas.
Y vi desde entonces el mundo a tu manera.
De ti aprendí cómo se bebe de las fuentes
Cómo del transeúnte que canta, se toma la canción.
De ti aprendí hasta el sentido del estremecimiento.

En cuanto a lo que me concierne, lo aprendí todo de ti.
Que es de día a mediodía, que un cielo puede ser azul
Que la felicidad no es un quinqué de taberna.
Me tomaste de la mano en este infierno moderno
Donde el hombre ya no sabe lo que es ser dos.
Me tomaste de la mano como un amante feliz.

El que habla de felicidad a menudo tiene los ojos tristes.
El desengaño no es acaso un sollozo
Una cuerda rota bajo los dedos del guitarrista
Y sin embargo les digo que la felicidad existe
En otra parte que en el sueño, en otra parte que en las nubes.
Tierra, tierra, he aquí sus ensenadas desconocidas.

Louis Aragon




jueves, 4 de septiembre de 2014

Pinceladas






                         Nada me pertenece
sino aquello que perdí


---o0o---


(La amarra del amor nos hace libres)


José Manuel Caballero Bonald en "Quién sino tú" de Bartleby Editores




lunes, 1 de septiembre de 2014

Gracias a ti...



 


                                                                    Gracias a ti
cada uno de mis días es un mundo limpio y perfumado que huele a melón.
                                                                    Gracias a ti
todos los frutos se ofrecen a mi mano como si yo fuera el sol.
Gracias a ti sólo pruebo la miel de la esperanza.
Gracias a ti late mi corazón.
                                                                     Gracias a ti
mis noches más solitarias son como un kilim de Anatolia que sonríe
desde la pared.
Gracias a ti al final de mi camino, sin llegar a mi ciudad,
                       he descansado en una rosaleda.
Gracias a ti, no dejo entrar a la muerte
                      que con sus cantos llama a mi puerta
vestida con sus más sutiles ropajes y me invita al gran descanso.

Nazim Hikmet





sábado, 30 de agosto de 2014

Confesiones de una intransigente X


 



Qué bueno poder decir siempre
no como un adverbio
no de tiempo
sino como un incondicional

Qué bueno poder decirlo
con certeza
con absoluta certeza
aun sabiendo que lo absoluto
es nada
no existe

Qué bueno saber
que alguien lo sabe.

Monalisa




martes, 26 de agosto de 2014

Centenario de Cortázar





Todo lo que precede es como lo primeros momentos de un encuentro después de mucho tiempo: sonrisas, preguntas, lentos reajustes. Es raro, me pareces menos morena que antes. ¿Se mejoró por fin tu tía abuela? No, no me gusta la cerveza. Es verdad, me había olvidado.
Y por debajo, montacargas de sombras, asciende despacio otro presente. En tu pelo empiezan a temblar las abejas, tu mano roza la mía y pone en ella un dulce algodón de humo. Hueles de nuevo a sur

---o0o---

A mucho más allá del mezzo
del cammin di nostra vita
existe un territorio del amor
un laberinto más mental que mítico
donde es posible ser
lentamente dichoso
sin el hilo de Ariadna delirante
sin espumas ni sábanas ni muslos.

---o0o---

Y aquello tan de Cortázar, tan tan suyo:


                                                         La justa errata

Habernos encontrado al fin del día
en un paseo público

Julio Cortázar en sus poemas para Cris, de “Salvo el Crepúsculo”. Alfaguara


                                                                  ---o0o---


Y el imprescindible párrafo del capítulo 93 de Rayuela:

"Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio.Vos dirás que la eligen porque-la-aman, yo creo que es al revés. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto."


Tantas horas, tantas y tan buenas, leyendo a Cortázar: sus poemas, sus cuentos, todos sus cuentos. Y Rayuela, siempre Rayuela


Cronopio Cortázar





miércoles, 20 de agosto de 2014

La gƏntƏ dicƏ








La gente dice que me he vuelto loco
Porque no uso corbata
Ni sombrero. O porque me enamoro
Siempre cuando llueve
O hace frío. La gente se ríe
De mi corazón cuando estornudo
Cuando lloro o cuando respiro
Pero la verdad es que la gente
Detesta mi cara de payaso
Asustado. Y sobre todo mi bolsillo
Siempre vacío y la oscuridad
En que me muevo entre destello
Y destello

Jorge Eduardo Eielson



sábado, 16 de agosto de 2014

PREGUNTA






me preguntó el altivo poeta
¿ a dónde quería llegar ?

a una mecedora al abrigo de las retamas
y la tarde cayendo sobre el espejo de la charca
empañado por las patas de las garzas

y si puede ser / que lilen los lilos

le contesté



Eladio Orta en "Ridiculum Vitae"





miércoles, 13 de agosto de 2014

motivos






Ayer volví a ver una película -¡qué importa cuál sea!- que me ha enseñado, con más claridad que nunca,  que lo que no se dice es siempre lo más importante, que los motivos por los que no se dice son siempre los más poderosos, porque esos motivos podrían destrozarnos. Y me ha enseñado también que el mundo es de los locos, de los que no acatan, de los que sueñan, de los que son capaces de romper barreras, porque de lo contrario esas barreras acabarán contigo. Y que es posible que aun así te maten.

Monalisa